lunes, 21 de julio de 2014

DIGO ¡AMIGO!

A Jorge Danilo Vega, en respuesta

Me ha dejao el corazón
rebozante, el pecho henchido,
ese verso qu’he leído
prestando mucha atención.
Enarbola su razón
la mesma razón que’s mía,
de áhi que mi sentir se avía
con ese decir campero:
“uno mesmo en otro cuero
es la amistá”, bien diría.

Que no es estarse y no estar,
ni es ser familiar, bien digo,
que’s otra cosa el amigo,
si señor!: ¡otro cantar!
Es aquel que sabe dar
justito, cuando hace falta,
es el que nada resalta
pero está… aunque’sté lejos;
es el que tira un consejo
y por saber… no se’smalta.

Cierto que no es necesario
pensar igualito en todo,
cada cual tiene su modo
y disentir, no es calvario;
un amigo, de ordinario,
te’nriquece con su aprecio.
Es palenque cuando es recio
y pulpa, si hay que ser blando.
Digo ¡amigo!, voz de mando
cuando la’mistá es sin precio.
                                         (21/07/14)

    “Y DIGO: AMISTAD”
(Aunque no todas son rosas…)

Según creo, la amistad
es a dos almas, regazo
y latido que de un  trazo
da vida a cada mitad;
más…me golpeo sin piedad
una silente traición,
y al buscarle la razón,
desencantado y maltrecho
sentí desgarrado el pecho
y dolido el corazón.

Y dolido el corazón
aunque abierto a la esperanza
pues seguí creyendo, a ultranza,
en mi intima convicción
hoy, la actitud del felón
en mi memoria no cuenta
ya que desde su afrenta
lo desprendí de mi afecto,
y quedé con el dilecto
amigo, que no se avienta.

Amigo que no se avienta
(invalorable fortuna)
es quien en si mancomuna
lo que falta, ….o lo que aumenta;
puede que apruebe o disienta
no oficia de lisonjero,
es, sin dobleces, sincero
y a su “otra mitad” resume,
porque el sabio aserto asume:
“ser uno, con otro cuero…” (*)
                                         Julio de 2014
(*) A. Yupanqui: “La amistad es ser uno, con otro cuero”.

Versos de Jorge Danilo Vega

martes, 15 de julio de 2014

DE MIS QUERERES (huella)

(huella)

Primera

Porque te se vecina
de mis quereres,
tranqueo alegre la güeya
de mis quehaceres.

Que si tiene’l trabajo
sus menesteres,
tiene’l amor sus cuitas
y sus placeres.

Son como el sol -tus trenzas-
cuando el día avanza,
y el verde e’tu mirada
tiene esperanzas.

Son esperanzas, sí
de aquel que alcanza
a’cariciar tu rostro
como alabanza.

Estribillo

Güeya de mil colores
de amor, mi güeya;
goloso’e tus amores
sigo tu estreya.

Segunda

Goloso pa’ las mieles
de’sos tus besos,
de’sa boca carnosa
que’s embeleso.

Caigo pues a esa aguada
sin ser travieso,
que una se’ que arrocina
me tiene preso.

Me tiene preso, sí,
tu amor cimbriante,
igual que’sa tacuara,
la lanza de antes.

Que’s como lanza, sí,
chuza punzante,
que me ha dentrao projundo
tu amor picante.

Estribillo

Güeya de mil colores
de amor, mi güeya;
goloso’e tus amores
sigo tu estreya.
                               (14/07/14)

lunes, 19 de mayo de 2014

PA'L VEINTICINCO

Se vienen “las fiestas mayas”
y en el pueblo es una fija:
habrá corrida’e sortija
junto a juegos de otras layas.
Es la ucasión pa’l que vaya
de lucirse y de probar
que la suerte pued’estar
en que l’argoyita saque
y por regalarla, atraque
a una mocita sin par.

Habrá palo enjabonao
y poner la cola al chancho,
pero en eso no me’ngacho
ni en carreras de’mbolsao.
Yo soy de andar bien montao
o de montar un beyaco,
y si hay alguno me atraco
pues pa’ mi es como la miel
el jinetear sin cuartel
por áhi… el gusto me saco.

Ya en la estancia “El Porvenir”
la voz se ha corrido plena
y hay como media docena
de mensuales, que han de dir.
Suele’l patrón compartir
la ensiyada y el tranquiar
porque al pueblo hay que yegar
con el montao bien airoso
pa’ dispués, goluntarioso
debajo’el arco pasar.

Con el flamiar de banderas,
de cintas y gayardetes
se va’poner más de un flete
a zapatiar dendeveras,
y ande la orquesta pueblera
-esa que le yaman banda-
dentre al son del que la manda,
a tronar, meta platiyo,
¡ni tiempo pa’un cigarriyo!
habrá, si el montao se agranda.

El “veinticinco” ya yega
y pa’ componer la facha
yo viá estrenar la bombacha
que compré’n la “Esquina’e Vega”,
me afilo pa’ la refriega
porque a la oración habrá
algo de baile, es verdá
pa’ gastar algún cartucho…
¡Fiesta Maya!, suena a mucho…
Dicen Patria… así será.
                                 (19/05/2014)

sábado, 17 de mayo de 2014

EL ZAINO PICO BLANCO

Guapo el “zaino pico blanco”,
vistoso y escarciador
como pa’ndarse “de flor”
por el pueblo, en suelto tranco.
Y cuando el galope arranco
y el poncho en la grupa ondea,
cuasi de reojo vistea
como amagando un bufido
porque’l pingo es presumido
y en esa ación se florea.

Con el pelo relumbroso
asiao a puro cepiyo,
es “el zaino” un solo briyo
bajo el cielo luminoso.
Siempre tuve dende mozo
como condición campera:
desraniyar a tijera,
pelar orejas, quijada,
la cola bien recortada
y el tuse, una línea entera.

Los vasos negros, cuidao’,
bien emprolijao a lima,
hablan, claro, de la estima
que tengo por mi montao;
también prolijo el candao
pa’ que asiente bien los quilos.
Cosas en las que cavilo
y son pa’ mi como embrujo
porque’l arreglo es mi lujo
cuando pa’una fiesta enfilo.

Seguro mi tirador
tendrá los bolsiyos flacos,
algún papel pa’ tabaco
y el yesquero chispiador…
La plata es ese valor
a la que no acierto el tranco,
por eso que pa’ ser franco
tengo todo mi distingo
en el arreglo’e mi pingo
que’s el “zaino pico blanco”.

lunes, 12 de mayo de 2014

LUZ DE UN MAÑANA

Te vi otra vez entre sueños
y como en sueños te truje
de’sa aparición deduje
de que puedo ser tu dueño;
pondré de cencia, mi empeño
y de’mpuje mi coraje,
que’unque’s humilde mi traje
y modesto mi esistir,
no me resigno a sufrir
ni hacer en vano mi viaje.

Ya’liviané la tropiya
pa’ que’sté como pistola,
arreglé tuses y cola’
pa’ que se luzca el que’nsiya,
entrepelada y senciya
pero sin yel pa’l trajín,
capaz de dir al confín
de la pampa más remota
siempre al compás de la nota
del cencerro cantarín.

Y he de largarme al camino
dispuesto a tranquiar la güeya,
porque si hay qu’echar la peya
no me le achico al destino;
iré tarariando el trino
en que un “cielito” se afana,
porque trái luz de un mañana,
y en ese mañana arranco,
cuando el “zaino pico blanco”
me arrime hasta mi “alazana”.

                            (12/05/2014)

lunes, 7 de abril de 2014

DEJÁ QUE HABLEN...

A los que hablando de ayer
al gaucho le dicen “vago”,
a fondo y de punta amago
p’hacerlos retroceder;
y si es que quieren golver
con sus embustes machazos,
pongo el pecho, y un hachazo
saco y anuncio clarito;
mas como matar no almito
seco, acomodo un planazo.

Hasta parece mentira
que haya espíritus funestos
que viven, echando el resto!
si es que algo gaucho suspira;
podrán a mi cuero, en tiras
sacar pa’ garras cualquiera’
que no hayarán la manera
de hacerme ver lo contrario,
¡y si el gaucho jue corsario
soy corsario a mi manera!

Hay voces que cada tanto
sueltan ciertos señorones
dende apoltronao siyones
con tono por demás santo,
inician que’s un encanto
el curso’e su relación
pero al poco rato son
sus ejemplos, increíbles!,
y hasta resultan risibles
los gauchos de su creación.

Dicen gaucho, y pareciera
que lo que  su pluma pinta
aguada tiene la tinta
y áhi el trazo se’ntrevera:
me le cambian la manera
y las costumbres también,
enancándolo al vaivén
de un sentir indefinido
¡olvidándose que ha sido
de la libertá, un sostén!

¡Gaucho! patrón sin estancia.
¡Gaucho! señor de un destino.
Supo este suelo argentino
del peso de tu prestancia.
Nunca esistió la distancia
que tu horizonte achicara
y bien se curtió tu cara
a soles, vientos y fríos,
en la paz, o en los bravíos
momentos de la tacuara.

Nunca te importó la plata
¿pa’ qué? ¿pa’ comprar qué cosa?
Si ésta tu tierra grandiosa
tenía su cultura innata.
Y unque puso el que arrebata
las regla’y la condición
seguistes el rumbo al son
del badajo de tu pecho,
teniendo el cielo por techo
y templao el corazón.

Dejalos, gaucho, que digan
”su historia” hasta que se aburran,
que habrá un día en que recurran
al saber del que hoy castigan.
Sepan que jamás lo obligan
por más de que doble’l lomo;
que hay noche, hasta que hace asomo
el sol, de mostrar ¡un rayo!.
Ya de haber un justo fayo
y la verdá… cairá a plomo!
                                           (7/10/1996)

jueves, 13 de marzo de 2014

GALANA

En el desierto lobuno
ande pastoreo mis penas
abrió una flor de azucena
pa’ sorpresa de mi ayuno,
y a ese blanco cual ninguno
que acoyara la pureza
va engarzada la beyeza
de quien -con postura firme-,
parece querer decirme:
“Mire que’sto… aurita empieza…”.

Y yo, qu’he sido ariscón
pal’ trato con las vecinas
y bagual pa’ las cocinas
ande’l mate es más dulzón,
vine a cáir de sopetón
como por un pial tumbao,
sin dolor, anque almariao
ante lindura tamaña
y el vaivén de las pestañas
de’se par de ojos tostao.

Y en la miel de’sa mirada
que me’mpalaga el sentido
me veo entablao, decedido
por madrina tan asiada.
¡Adiós! mi vida pasada.
¡Adiós! rancho solitario.
Mi’stinto de libertario
habrá de’ntrar en sosiego
pa’ dir apagando el fuego
del sentir más temerario.

Cepeda el apelativo
de la que yamo Graciana,
esa azucena galana
que aura me tiene cautivo.
Siempre un mate pa’l estribo
me’ntretiene en la partida
y una risita atrevida
me’stá invitando al regreso…
Y al “picazo”… de’sprofeso
lo palmea, mi prometida.
                             (13/03/2014)